Actualidad

Nociones básicas sobre limpieza y esterilización de material de laboratorio

Martes, 3 de julio de 2018

Hoy más que nunca sabemos de la importancia de la limpieza y desinfección del material de trabajo en un laboratorio, pues un pequeño error puede tener consecuencias muy graves a nivel económico y de la salud si nuestras muestras se contaminan.

  • Rutinas de limpieza de material de laboratorio

Son muchos los ámbitos de la industria que trabajan con material de laboratorio de plástico y vidrio. Desde el sector sanitario y farmacéutico, el estético y cosmético, los industriales químicos, la industria alimentaria y de bebidas, etc.

 

Diferenciación de conceptos básicos

Antes que nada, distinguimos entre conceptos básicos que nos pueden parecer sinónimos en algunas ocasiones:

  • Limpieza: Es el primer paso en la limpieza de laboratorio. Se realiza con agua, detergentes suaves y, de ser necesario, algunos productos adicionales para remover los materiales adheridos a los objetos utilizados en nuestro trabajo de laboratorio.
  • Desinfección: Este paso tiene como finalidad reducir la población microbiana y bacteriana de nuestro material de laboratorio. Es muy común el cloro como agente desinfectante.
  • Esterilización: Mantenemos en fase estéril el material de laboratorio hasta nuevo uso del mismo. Así, justo después de la desinfección erradicamos cualquier microorganismo causante de infecciones para esterilizar los instrumentales de laboratorio.
  • Asepsia: Fase de prevención de infecciones mediante la destrucción de contaminantes con agentes antisépticos o productos que reducen o impiden el crecimiento de microorganismos.

 

Métodos de limpieza más habituales en un laboratorio

Los equipos de laboratorio de vidrio o plástico pueden limpiarse principalmente de 3 formas: a mano, por inmersión o mediante una lavadora de laboratorio. Veamos a continuación en qué consisten cada uno de ellos y qué debemos tener en cuenta según las muestras con las que trabajemos y el material utilizado:

  • Frotado y fregado manual: Si inmediatamente después de utilizar un equipo de laboratorio lo limpiamos a baja temperatura con un producto ligeramente alcalino estaremos evitando que la suciedad se pegue y que el material de laboratorio se dañe. Así pues, el frotado y fregado sería el método de limpieza más conocido. Consiste en fregar los utensilios sucios con un paño o esponja mojados con una solución detergente suave. Es importante que en un laboratorio nunca se usen productos o escobillas abrasivas que pudiesen dañar la superficie de nuestros equipos de laboratorio.
  • Método de inmersión: Este método también es habitual en laboratorios donde se realiza limpieza manual, pues nos permite usar el tiempo en el que dejaremos actuar el detergente en otras acciones. El método de inmersión, pues, consiste en sumergir los materiales de laboratorio usados en una solución detergente de 20 a 30 minutos a temperatura ambiente. Posteriormente, lavamos en agua de grifo y finalmente los enjuagamos con agua destilada. Solamente en los casos en los que la suciedad persista deberemos aumentar el tiempo de inmersión y la temperatura.
  • Limpieza en lavadora de laboratorio: Este sería el método de limpieza automática del laboratorio y su efectividad sería equivalente al método de limpieza por inmersión porque los equipos entran en contacto con las soluciones detergentes por bajos periodos de tiempo. Una ventaja adicional del lavado automático sería que los equipos de laboratorio están bien protegidos contra daños a su superficie, cosa que la limpieza manual está sujeta a la destreza de quién limpie los utensilios.

Los equipos de plástico normalmente tienen superficies lisas, lo que permite limpiarlos fácilmente con un producto ligeramente alcalino. Los equipos de laboratorio de poliestireno o policarbonato como los tubos de centrifugación solamente deberían limpiarse a mano y con detergentes neutros. La resistencia de los plásticos usas debe comprobarse antes de su uso y limpieza de manera individual.

En el caso del material de laboratorio de vidrio, se recomienda evitar tiempos de inmersión prolongados a temperaturas superiores a los 70ºC en medios alcalinos, pues podría en los aparatos volumétricos, modificar los volúmenes liberando vidrio o destruir las graduaciones.

Ahora que ya sabes qué métodos de limpieza existen, solamente nos queda saber con cuál de ellos estás más familiarizado. ¿Nos cuentas tu experiencia?

  • Material de laboratorio
Horarios

Lunes a Viernes
De 9 a 13 h y 16 a 19 h.
Viernes tarde cerrado

Suscríbase a nuestra Newsletter

Reciba las últimas novedades

Enviar
He leído y acepto la política de privacidad.
Datos de contacto

C/ Entença 10
08015 - Barcelona
Barcelona
torrero@torrerovidre.com

Teléfonos

933 253 358

Redes sociales
Google+
[...]
Cargando...
[...]
Cargando...
[...]
Cargando...
Producto añadido al carro de la compra.
Procesar compra
Seguir añadiendo
[...]   Cargando...
¿Ha olvidado su contraseña?
Introduzca su email a continuación y le enviaremos un email con su contraseña:
Enviar

Política de privacidad